Etiquetas

, , , , ,

Para proteger a los bebés y para conseguir que reinen la armonía y la paz en su habitación se deberán seguir las siguientes pautas:

  • Los adulto que tenga problemas, depresión o que atraviese un período negativo en su vida podrá dormir en la habitación del niño, de igual manera se recomienda que las visitas no pasen al lugar donde el bebé descansa.
  • Se recomienda que imperen los olores de vainilla, de esta manera se contribuirá también a la purificación del ambiente y a la eliminación de energías negativas residuales.
  • La limpieza profunda de la habitación del niño debe hacerse los lunes con productos con olor a lavanda, de modo que las energías no favorables se transformen en armónicas.
  • Se recomienda colocar una pastillita de alcanfor en cada esquina de la habitación, las cuales deben ser cambiadas semanalmente, puesto que las mismas pierden su efecto con el tiempo.
  • Se debe colocar un vaso de agua en su mesita de noche o debajo de la cuna y se lo ofrecerás a los ángeles guardianes, la cual se debe botar al día siguiente.
  • Pon una imagen del Ángel de la Guarda o del Espíritu Santo con un lacito de color rojo sobre la cama del niño para asegurar que la habitación está lo suficientemente bien protegida frente a los malos espíritus y las malas vibraciones de la vida.
  • Finalmente, procura poner música muy suave y dulce al niño, justo antes de irse a dormir y justo antes de despertarse por la mañana. De esta manera, la bella energía de la música invadirá la habitación, el cuerpo y el alma del niño y lo llenará de armonía y fortaleza espiritual.