Etiquetas

, , , , , , , , , , , ,

Sucedió en el antiguo Egipto que un joven faraón reinaba de forma severa pero justa para todo su pueblo…sin embargo, este faraón querido por todos todavía estaba soltero pues el gobierno de su territorio y las guerras contra los paises vecinos absorvían la mayoría de su tiempo. Esto llegó a preocupar a la diosa Isis que acudió a su esposo Osiris manifestando que el faraón debía casarse y tener descendencia para asegurar la gloria de Egipto. Osiris mandó llamar a su hijo Horus, el halcón, y le encomendó viajar por el Nilo y solucionar este problema.

Horus obedeció a su padre e ingeniosamente descubrió qué era lo que debía hacer…mientras tanto, el faraón descansaba en la terraza de su palacio cuando de pronto un halcon se posó sobre su hombro. Éste llevaba una sandalia en el pico que dejó caer en el suelo para seguidamente emprender el vuelo de nuevo…el joven cogió esa diminuta sandalia y al instante sintió como un sentimiento desconocido, el amor, entraba en su pecho.

Desde ese momento mandó buscar la dueña de esa sandalia por todo el Bajo y Alto Egipto con el propósito de hacerla su esposa…miles de jóvenes se la probaron pero a ninguna le iba bien. El faraón estaba cada día más y más triste, hasta el punto de olvidar sus obligaciones…Osiris viendo esto, reprendió a Horus y le envió a que ayudara al joven. Horus se presentó ante él…rápidamente reconoció que era el halcón que había traído la sandalia y siguió su vuelo por el Nilo hasta llegar a una humilde casa…de allí salió una pobre pero hermosísima joven…”¿Quién eres, hermosa entre las hermosas, gentil niña?, pues no te conozco, ya que tú no viniste a mi palacio…” dijo el faraón “Cómo poder, señor…si sólo tengo una sandalia que calzar pues un ladrón me robo la otra…no podía presentarme medio descalza ante el faraón” contestó tímidamente ella.

El faraón supo que esa era la muchacha que había estado buscando y lo comprobó cuando ella le mostró el par idéntico…seis meses después ambos reinaban en la tierra del esplendoroso Nilo.