Etiquetas

, , ,

El octavo signo del Horóscopo chino es la Oveja. Veamos sus características:

Eres Oveja si naciste entre estas fechas:

13 – 2 – 1907 a 01 – 2 – 1908 – Oveja de fuego

01 – 2 – 1919 a 19 – 2 – 1920 – Oveja de tierra

17 – 2 – 1931 a 05 – 2 – 1932 – Oveja de metal

05 – 2 – 1943 a 24 – 1 – 1944 – Oveja de agua

24 – 1 – 1955 a 11 – 1 – 1956 – Oveja de madera

09 – 2 – 1967 a 29 – 1 – 1968 – Oveja de fuego

28 – 1 – 1979 a 15 – 1 – 1980 – Oveja de tierra

15 – 1 – 1991 a 03 – 2 – 1992 – Oveja de metal

01 – 2 – 2003 a 21 – 1 – 2004 – Oveja de agua

LA PERSONALIDAD OVEJA

Es el signo más femenino del zodíaco chino. A una persona nacida en el año de la Oveja se la considera como el buen samaritano del ciclo. Es honrada, sincera, y se deja convencer fácilmente por las historias tristes. Puede ser de modales retraídos e incluso tímida. Sus mejores aspectos se expresan en sus tendencias artísticas, su elegancia y capacidad creativa. Los peores la llevan a dejarse vencer por sus emociones y a ser pesimista y retraída.

La Oveja es conocida por su modalidad afable y compasiva. Perdona con facilidad y puede ser comprensiva con las faltas ajenas. Le disgustan los horarios estrictos y no soporta el exceso de disciplina y de crítica. Aficionado a los niños y los animales, la persona de este signo es afín a la naturaleza y de tendencia hogareña. La Oveja es capaz de amar -y sofocar- como una madre a los objetos de su cariño. Es presa de cambiantes estados de ánimo y se le hace imposible trabajar bajo presión. También le resulta difícil ser objetiva.

Su aspecto exterior tranquilo desmiente su determinación interior. Cuando se encuentra amenazada, la Oveja es capaz de reaccionar con pasión y firmeza, aunque detesta pelear. Si se enzarza en una discusión, tenderá más bien a poner mala cara que a decir directamente qué es lo que la ha molestado. Con su silencio y su gesto hosco conseguirá, probablemente, más que con palabras coléricas, y finalmente se saldrá con la suya. De niño, es frecuente que sus padres, o por lo menos uno de ellos, lo consientan demasiado.

Los chinos creen que la buena suerte sonríe a la Oveja gracias a su naturaleza pura y su corazón bondadoso. El nativo de este signo es generoso, tanto con su tiempo como con su dinero. Cuando no tengas dónde ir y estés sin nada en el bolsillo, ten la seguridad de que la Oveja no te rechazará. Ella tendrá siempre las tres cosas más importantes de la vida: comida, techo y ropa. Vaya donde vaya, encontrará siempre gente que podrá y querrá ayudarla. Una persona de este signo pondrá empeño en casarse bien y se hará querer no sólo por su pareja, sino también por sus parientes políticos.

LOS CINCO TIPOS DE OVEJAS

La Oveja de Metal:

La Oveja de Metal tendrá gran fe en sí misma y sabrá lo que valen sus talentos. Es capaz de disimular su gran sensibilidad tras una fachada de bravura, aunque en realidad es muy vulnerable y las observaciones desconsideradas la ofenden fácilmente.

El Metal consolida la fluidez de sus gustos artísticos y lo inspira para buscar continuamente la belleza en todas sus formas. Su hogar puede ser una obra maestra de decoración de interiores, porque le preocupa muchísimo la armonía en su vida cotidiana. Para este signo, abandonar un medio familiar puede ser traumático, y se le hace difícil adaptarse al cambio.

Este tipo de Oveja buscará la seguridad en su vida, tanto doméstica como financiera. Sus servicios no serán baratos, pero no es imposible que de vez en cuando haga algo por pura generosidad.

Sus contactos sociales se limitarán a la gente que quiere o que puede serle útil para su carrera. Los no iniciados tendrán que esperar a que esté dispuesto a aceptar sus avances. Por debajo de su exterior servicial y calmo, la Oveja de Metal alberga emociones cambiantes, que le cuesta controlar. Como resultado, el nativo puede ser posesivo, celoso y sobreprotector cuando se trata de sus seres queridos. Debe aprender a conceder más libertad a quienes lo rodean.

Esperar que todo el mundo esté a su disposición sólo servirá para provocar resentimientos y para que los demás se resistan a aceptar las preciosas contribuciones que puede hacer.

La Oveja de Agua:

Un tipo de Oveja sumamente atrayente. Es posible que esté rodeada por docenas de personas deseosas de protegerla, y si necesita ayuda, podrá convocar un ejército.

Popular sin ser realmente sociable, mansa pero de un oportunismo innato, la Oveja de Agua andará en busca de personas en quienes pueda confiar. La unión del Agua con su signo básico la lleva a seguir la línea de menor resistencia.

Es impresionable y se adherirá siempre a los deseos de la mayoría, o de quienes tienen gran influencia sobre ella. Pero, por más dispuesta que esté a absorber ideas ajenas, seguirá aferrándose a sus hábitos. Los cambios en su estilo de vida le inspiran miedo, y no se volverá loca por explorar lo desconocido.

Aunque su personalidad diversificada le permite hacer buen contacto casi con cualquiera, tiene también un complejo de mártir que la llevará a sentirse rechazada y perseguida cada vez que no pueda salirse con la suya.

La Oveja de Madera:

Una Oveja precavida, jovial, de modales sueltos, pero atenta a los deseos de otras personas. Es sentimental y se esfuerza por agradar; el elemento Madera le impedirá ser demasiado frívola. Su naturaleza será más firme y más generosa, y tendrá elevados principios morales.

Afectuosa, tendrá absoluta confianza en aquellos en quienes cree, y pondrá la vida en sus manos con la fe de un niño pequeño. Aunque conozca bien su propio valor, el nativo de este signo dejará que los demás se aprovechen de él. Capitula demasiado fácilmente cuando se ve acosado, y hace sacrificios imprudentes con tal de salvar la paz.

La Oveja de Madera tiene tendencia a ser maternal, y puede ser sumamente dedicada con las personas que le interesan. Se sentirá abrumada por la situación de quienes son menos afortunados que ella y es posible que tenga una colección de seres extraviados y protegidos, tanto animales como humanos, a quienes se encarga de alimentar.

Su compasión y sus buenas acciones no quedarán sin recompensa. Como no se resiste a ayudar a otros, el dinero siempre le llegará cuando necesite ayuda. Recibirá apoyo financiero o heredará dinero de fuentes insospechadas.

La Oveja de Fuego:

La Oveja de Fuego sabe dónde pisa; es más valiente en lo que se refiere a seguir sus intuiciones, y capaz de tomar la iniciativa en su trabajo.

Su creatividad reside en su capacidad de dramatizar, más bien que de inventar. Puede hacer resaltar sus puntos fuertes y disimular sus debilidades. Aunque trabaje con colores vívidos, es capaz de lograr composiciones sedantes y placenteras.

Si fuera posible, le gustaría tener una casa imponente, porque en lo que se refiere a su comodidad personal, le gusta no privarse de nada y recibir con prodigalidad a sus amigos. Por eso es fácil, que vaya más allá de sus limitaciones financieras y sea mala administradora de sus propios negocios.

El Fuego le confiere energía y agresividad, y cuando está ofendida, habla con franqueza. Es capaz de desplegar un seductor encanto personal pero, en ocasiones, su reacción emocional irá contra toda lógica.

Cuando la Oveja de Fuego es negativa, tiende a ser cavilosa sin darse cuenta de las ventajas de su situación actual. Se empeñará en alcanzar los cien pájaros que pasan volando y, cuando la realidad la decepcione, se quedará hosca y desilusionada.

La Oveja de Tierra:

He aquí una Oveja optimista y más segura de sí misma. Pese a su intensa ligazón con el ambiente doméstico y a su firme lealtad a los miembros de la familia, intentará mantener cierto grado de independencia.

El elemento Tierra le vuelve conservadora y cuidadosa. No le gusta derrochar el dinero, pero tampoco andará contando las monedas. Sin embargo, siendo Oveja, le será difícil negarse cosas. Lo que a otro puede parecerle un artículo de lujo, para ella es de primera necesidad.

Pero, así como se empeña en el juego, la Oveja de Tierra se empeña también en el trabajo. Es capaz de tomarse en serio sus responsabilidades y se apartará de su camino para ayudar a los amigos. Es improbable que jamás vuelva (a espalda a alguien que se encuentre en dificultades.

Aunque pueda ser más capaz de ocultar sus emociones, el nativo de este signo es propenso también a ser neurótico y a defenderse en demasía de las críticas.

Año 2012

Año del DRAGÓN

Agitado, pero sobrio. Las ganancias de la Oveja serán marginales, y aunque puede haber numerosas disputas, tendrá la suerte de no encontrarse con mayores calamidades. En esta época se le hará difícil acumular dinero, pero si no juega ni introduce cambios drásticos en su vida, capeará admirablemente el temporal.