Etiquetas

, , , , , , , ,

@KaremBarratt

tower alice tarot

Carta del Tarot de Alicia

Como está: diferentes grupos se están aferrando tenazmente a lo suyo, llámese creencias, ideologías o cuotas de poder. Hay gran ambición en el aire. La gente está perdiendo la generosidad natural de los venezolanos. Los que tienen se rehúsan a ayudar a los que no tienen y cierran el corazón a la compasión. Pocos quieren soltar por el bien común y prefieren arriesgarlo todo a ceder algo. Este es el momento de comprender que el poder viene de adentro, no de afuera –lo que sea que se va a lograr tiene que salir de las entrañas del país.

Como quisiera estar: en alegría, con reconciliaciones, recibiendo buenas noticas, celebrando.

Lo que no se espera (es decir puede ocurrir en cualquier momento del 2013): muchos detendrán su lucha o su caminar para mirar atrás y ver lo que se ha logrado realmente. Si no sienten que sus esfuerzos están dando frutos o se sienten utilizados y explotados, pueden abandonar a sus líderes e incluso voltearse contra ellos. Algunos luchadores de repente pierden el ánimo y se retiran parcialmente. El éxito que se pueda dar va a ser a mediano/largo plazo, no inmediato.

Primer trimestre: Lo que puede verse como defender ideales y valores puede tornarse en inflexibilidad y autoritarismo. Alguien o un grupo en poder puede presentar una mentalidad estrecha, a lo “es blanco y negro” y esto entorpecerá procesos de integración, reconciliación o negociación. Habrá llamados a la conciencia de cada quien. Habrá confusión sobre quien está en el poder y su derecho a ejercerlo. Los oráculos piden conectarse con valores familiares, sociales y espirituales.

Segundo trimestre: un proceso de limpieza y aclaratoria. Algunos desafiarán la autoridad y sus reglas; otros buscarán maestros/guías en busca de consejo. Un grupo tendrá que pensar sobre lo que es justo o no. Puede que haya agendas ocultas; no todo es lo que parece. Las comunicaciones son rápidas y duras. Hay que centrarse, mantenerse frio y en calma para poder ver las cosas claramente.

Tercer trimestre: triunfo para un grupo, que ha de tener cuidado con actitudes triunfalistas y ganar a expensas de otros. Se abrirán nuevas perspectivas y se lograra cierta resolución. Algunos llamados a liderar pueden no ser los más indicados para ello, o tengan fuerte dudas personales sobre su capacidad para esta misión. La calidad del líder está indicada por la calidad de los valores de los seguidores. Habrá inspiración para muchos. Este triunfo es inicial, no definitivo para el que lo logre, que no ha de dormirse en los laureles ni creer que los seguidores estarán con él/ella independientemente de su rendimiento.

Cuarto trimestre. Posibilidad de perdidas, ya sea económicas o de oportunidades puntuales. Algunos perderán influencia y poder. Los que lucharon por mantener su cuota de poder están en problemas y meten en problemas a los demás. Puede haber importantes conflictos económicos. Algunos se sentirán alienados; otros pueden caer en el pesimismo. Las cartas dicen que esto lo que puede lograr es cerrar los ojos a las oportunidades aun existente. Si ese sentido de egoísmo presente en la situación actual continua, puede haber mucho sufrimiento para los más necesitados. Pero se puede abrir la puerta a la compasión y lograr un cambio de mentalidad que permita ver este momento como oportunidad de crecimiento, de aprender lo que es verdaderamente importante.

Lo que influye todo: la Torre.  Esta es  una carta que siempre se ha relacionado con fuertes cambios, de esos que mueven el suelo y destruyen paradigmas. Planes o visiones originales pueden cambiar drásticamente. Hay que desarrollar habilidades de supervivencia mientras el viejo orden cae y se alza el nuevo. La Torre puede verse como algo cataclismico o como la gran escoba universal. Después que cae todo, se abre el espacio para volver a construir.

Consejo del Tarot: el Tarot aconseja renunciar a los hábitos, percepciones y creencias que separen, que eviten la paz y que  promuevan aun más la polarización. Para que Venezuela avance se necesitarán de los dos grupos. Hay que mantener la calma interna, controlar los impulsos y crear en la medida de lo posible, líneas de comunicación entre opuestos, mantener la mente abierta y estar a la brusquedad de oportunidades creativas. Requeriremos de independencia de pensamiento y en cierta forma, independencia de acción. Ser seguidores conscientes y no ovejas. Hay que usar los dones de cada quien para el bien personal y común y hay que mejorar los tonos, las palabras, las expresiones. Las palabras son mágicas: ellas en parte han creado la realidad que se está viviendo y ellas pueden, en gran medida, cambiarla, para mejor o para peor. Debemos estar conscientes de que no estamos, espiritualmente hablando, solos en esto. Igualmente, debemos estar abiertos a mensajes, físicos y espirituales, entender que todo es un proceso de crecimiento, que estamos comenzando una nueva etapa y cuidar que el entusiasmo no se sobreponga por sobre la sabiduría.