Etiquetas

, , , ,

El Año Nuevo Chino inicia a partir del 31 de enero de 2014 finalizando el 18 de febrero de 2015. El año del Caballo de Madera, 2014, se presenta  con grandes movimientos a todo nivel, en  los múltiples aspectos de la vida. Aquello que se encuentre estancado y aletargado, volverá a movilizarse para obtener un cambio total. Si por cualquier razón, estos cambios son retenidos a la fuerza o por desanimo, se correrá el riesgo de una parálisis que durara por mucho tiempo. Un ciclo de apertura entra con el año del Caballo de Madera, tanto para los aspectos positivos como negativos. Todo lo que tome rienda suelta, permanecerá  y será difícil hacerlo caer, igual que un caballo en libertad, difícil de enlazar. Por esta razón, la recomendación es no quedarse inmóvil ni paralizado durante los siguientes meses del año 2014. Es imprescindible,  aprovechar el año en enfocar  objetivos,  deseos y sueños a fin de que puedan concretarse estos meses.

Para recibirlo, primeramente  se sugiere que el día 30 de Enero se realice una limpieza a fondo de la casa donde habitamos, también se puede hacer en el negocio y sitio de trabajo. Se barre de adentro hacia fuera y luego se limpian los piso con agua y esencia de pino, de afuera hacia adentro, diciendo: “Doy la bienvenida al Nuevo año 2014, con la vitalidad, animo y entusiasmo que tienen los caballos al galopar. Mi vida y la de los míos están preparadas para recibir todos los cambios benéficos que merecemos.”

Luego, pasas por toda la casa o sitio de trabajo,  incienso de eucalipto, dejándolo por unos minutos en cada habitación para que se impregne de los aromas que deprende el humo.

El día 31 de Enero, prepara una cena con todos los habitantes de la casa, es muy importante ponerse de acuerdo, la unión en este día, será un pivote para los meses futuros. La desunión puede producir un debilitamiento en la consecución de los logros y traerá muchos inconvenientes innecesarios.  Esta cena llevara los siguientes elementos: frutos rojos (para el amor y la felicidad), Hortalizas y legumbre verdes (para el crecimiento y la buena salud), pescado (para la buena fortuna), panes redondos (para el equilibrio y armonía), arroz o granos (para la prosperidad y riqueza), dulces (para la belleza y la dulzura de la vida), vino (para el disfrute y diversión).

Este mismo día y durante el año, las personas llevaran un amuleto o accesorio de madera que habrá consagrado previamente, para atraer la estabilidad, seguridad y la calidez de una vida profunda, amable y feliz.

Por otra parte, tener en el hogar un cuadro o una figura de caballos, le recordara a todos los habitantes que día a día tienen la oportunidad de ser libres para escoger lo que quieren para sus vidas y sentir el entusiasmo y la alegría de emprender los proyectos y sueños que se han tenido hasta los momentos guardados u olvidados.